Skip to content

Cata de Cervezas Internacionales en Labirratorium

by on January 18, 2013

2013-01-17 22.08.22

Inauguramos hoy con este post una nueva sección que esperamos sea más prolífica en el futuro en el blog: las catas. Aunque llevamos ya un tiempecillo en esto de probar nuevas cervezas no habíamos tenido antes la oportunidad de asistir a uno de estos encuentros que siempre nos habían sido esquivos por razones bien económicas o bien de fechas (el hecho de que suelan ser en días de diario tampoco ayuda), pero este mes algunas de las tiendas de Madrid de reciente apertura iban a hacer sus catas inaugurales-introductorias, y que mejor ocasión para empezar con las catas que esta.

Así que finalmente hemos estado en la Cata de Cervezas Internacionales de Labirratorium (desde aquí les mandamos un saludo y un agradecimiento por su excelente atención ayer) y este es el resumen de como fueron las cosas:

La cata abrió con una introducción sobre como catar una cerveza correctamente por parte de Juan Antonio Barrado, uno de los tres responsables del proyecto Labirratorium y escritor de uno de los mejores blogs cervececeros de la blogosfera española que seguramente ya conozcáis: La Cerveteca de JAB. Él se encargó en general de explicar todos los detalles a lo largo de la cata, y fue además muy atento con esos pesados a los que nos gusta preguntar de todo continuamente.

IMAG0543

Una vez entrados en materia, la primera cerveza en salir al escenario, siguiendo el orden lógico, fue la famosa DouGall’s 942 (famosa porque el año pasado se llevó todos los elogios, y no es para menos). Para quién aún no la conozca, esta cerveza cántabra aunque inglesa en espíritu es una pale ale al estilo americano con un acento muy logrado en los lúpulos (Cascade y Simcoe si no recuerdo mal), que se presenta con un color ámbar anaranjado ligeramente turbio con espuma blanca de burbuja fina y tiene unos aromas florales con leves toques cítricos de pomelo que se prolongan en el sabor dejando un ligero retrogusto amargo. La textura es suave y agradable y la carbonatación es justa para picar en lengua pero no estorbar, lo que la hace muy fácil de beber.

NOTA FINAL: 9/10

La segunda protagonista de la noche fue una pale ale netamente británica, la también sobradamente conocida Fuller’s London Pride. Es tal y como la recordaba de la última vez que la probé: color ambarino cristalino con espuma más que aceptable pero no abundante y con un aroma y sabor con las típicas notas de malta a galleta, caramelo  y similares que encontramos en estos brebajes ingleses. Un amargor presente pero moderado y textura acuosa para un trago fácil que junto a su bajo porcentaje alcohólico la hacen ideal para beber al estilo inglés (léase, a litros).

NOTA FINAL: 8/10

La tercera en caer fue una de las que tengo anotadas como cervezas consagradas a probar alguna vez,  la no menos célebre Weihenstephaner Vitus, una weizen bock de aspecto amarillo muy turbio con espuma blanca y cremosa, extremadamente agradable gracias a su aroma y sabor con marcado dominio del plátano, que junto con otras notas dulces de caramelo y similares la convierten en una auténtica delicia que con su textura suave pero contundente nos dejó bien satisfechos.

NOTA FINAL: 9,5

La cuarta es probablemente la más conocida del conjunto, la impresionante St. Bernardus Abt 12. Seguro que ya la conocéis, pero por si acaso ahí va: ese cervezón es una Belgian Dark Strong Ale y está considerada como una de las mejores del mundo  e incluso se puede decir que comparte gran parte de su ADN con la que es considerada por muchos como la mejor cerveza del mundo, la mítica Westvleteren 12. No es solo por su elegante apariencia de color marrón Coca-Cola con espuma beige de burbuja fina, o por su complejo aroma con notas de caramelo, pasas, pan, chocolate y de otro puñado de cosas que no alcanzo a distinguir, es que además su perfecto equlibrio en boca reproduciendo estos aromas dulces primero y dejando un amargor perfectamente integrado despúes se combina con un alcohol bien disimulado para su elevada graduación y la textura es realmente aterciopelada y cálida. Una cerveza casi (y sin el casi) perfecta.

NOTA FINAL: 10/10

Y terminamos con la cerveza-postre (no en vano fue servida con su maridaje de chocolate), que como no podía ser de otra forma se trata de una porter (bueno, una stout también habría valido, confieso no distinguirlas) americana también ampliamente venerada, que es la Anchor Porter. Tiene un color marrón muy oscuro casi negro opaco y una  cabeza de espuma beige pegajosa, aromas a chocolate y maltas tostadas y caramelizadas que se reproducen también en boca acabando en un amargor bien equilibrado y que junto al sabor oscuro de las maltas deja un retrogusto bien agradable. La cremosa textura la confirma como una cerveza muy bebible.

NOTA FINAL: 9/10

Todas estas cervezas estuvieron acompañadas de las interesantes explicaciones de Juan Antonio y de divertidos debates entre los asistentes, así que valoramos la experiencia como muy divertida y no dudamos que esta ha sido la primera de muchas otras catas a las que asistiremos. Además aprovechamos la ocasión para recargar un poco la despensa, así que estad atentos porque cuando podamos iremos subiendo las notas de cata correspondientes. Aunque primero tenemos que sacar las que hemos acumulado esta última semana, que no hemos tenido tiempo de subirlas y hay varias por escribir…

PD: es la primera entrada que firmo como Enamorado del Lúpulo aunque esta otra cuenta de WordPress la he creado con el fin más que nada de que nos podáis distinguir en los comentarios. En cualquier caso podéis encontrar mis anteriores posts que escribí con la cuenta común Amante del Lúpulo en el tag Posts de Álvaro, que podéis encontrar en la nube de tags a vuestra derecha.

Advertisements

From → Mundo cervecero

6 Comments
  1. Hola chicos, menuda selección habeis degustado!, menudos cervezones, la St. Bernardus es brutal y la Anchor me encanta, a ver si coincidimos en alguna de estas catas. Saludos!

    Like

    • Sí, fue una selección tremenda… seguro que en una de estas catas coincidimos y podemos intercambiar opiniones 😉

      ¡Un saludo y gracias como siempre por comentar!

      Like

  2. VEO QUE LO PASASTEIS BIEN FOLLOWERS, JAJAJAJA. CONOZCO A JAB DE LA BLOGOSFERA ESPAÑOLA, PERO DE LA ESPAÑOÑA NO, JAJAJAJAJAJJAJA. UN ÚLTIMO APUNTE, LA ST. BERNARDUS 12 NO ES TRAPENSE ;p
    ME ALEGRA VER QUE YA OS PUEDO DISTINGUIR, AUNQUE SE OS NOTA LA DIFERENCIA AL HABLAR DE CERVEZAS ( TU ERES EL POLI BUENO Y GONZA EL POLI MALO, JIJI ) PERO ASÍ LA GENTE NO SE LIA SI OS CONOCE.
    UN SALUDO Y ADELANTE CON EL BLOG, QUE VAIS DE CARRERILLA…..¡HASTA EL INFINITO Y MAS ALLÁ!! 😉

    Like

    • Esta ha sido una semana dura con exámenes y trabajos, pero prometemos ponernos pronto al día

      Like

    • Corregido lo de la “españoña” 😛

      He de decir que dudé si poner la St. Bernardus como trapense o no, porque sé que oficialmente no tiene el sello trapense por el rollo ese de que la fábrica no está en los terrenos de la Abadía y blablabla..pero el estilo es totalmente trapense… pero bueno, como oficialmente no lo es te hago caso y lo elimino y me quito de líos.

      PD: Me ha hecho gracia lo de poli bueno/poli malo XD

      Like

Trackbacks & Pingbacks

  1. Weihenstephaner Korbinian « amantedelupulo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: