Skip to content

La mejor cerveza

by on September 14, 2013

Hace tiempo leí esta entrada del blog Birraire y a raíz de un acontecimiento reciente se me ha venido a la cabeza hacer esta entrada. Esta tarde he quedado con una persona muy cercana a mi que se va en breve a trabajar a Canadá porque ha conseguido un buen trabajo allí. Hemos estado en una de las muchísimas terrazas de un bar que hay en Madrid.  La cerveza que he tomado ha sido un tercio de Mahou, pero tengo que admitir que hacía muchísimo tiempo que no disfrutaba tanto de una cerveza. Diréis, y con toda la razón de mundo, que este es un blog de cerveza en la que no hablamos de las grandes fábricas nacionales. Os explico el por qué de mi comentario.

Como aficionado a este mundo, adoro probar buscar nuevas cervezas, probar cosas diferentes, admito que hubo un tiempo en que se convirtió casi en una obsesión. También hubo un tiempo en que cada vez que bebía una cerveza me esforzaba en sacarle todos los matices, todos los aspectos que tuviera la cerveza, y honestamente, echando la vista atrás pienso que cometí un gran error. Fue alejarme del por qué decidí sumergirme en el mundo de la cerveza, disfrutar de esta bebida.

Cuando leí la pregunta que proponía Birraire de cuánto hacía que no bebía mi cerveza favorita. Quién me ha visto en persona o ha hablado conmigo sabe que siempre digo que estoy completamente enamorado de la Rochefort 10, cuando la probé por primera vez fue un amor a primera vista. La última la he bebido hace una semana, pero echando cuentas me di cuanta de que hacía casi un año que no la probaba. Es cierto que por el medio ha habido cervezas excelentísimas, pero el llevar prácticamente un año sin beberla me entristeció un poco, una de las causantes de que hoy esté aquí escribiendo estas líneas la tenía completamente abandonada, sentía que estaba en deuda con ella. Me entristece pensar que muchos de nosotros relegamos a un segundo plano esas cervezas que tanto nos gustan y que nos han conducido a lo que somos hoy en día como aficionados a esta bebida.

Esta tarde solo tenía una Mahou, estoy completamente convencido de que con una cerveza mejor habría disfrutado muchísimo más, pero era lo que había. Sinceramente pienso que en situaciones así la cerveza es seguramente lo de menos, pero admito y no se me caen los anillos por ello, que con la compañía que he tenido hoy me ha sabido a gloria, no lo hubiera cambiado por nada del mundo.

Esta entrada es algo más personal que de costumbre, pero me apetecía compartir esta reflexión con todos vosotros.

Advertisements

From → Uncategorized

8 Comments
  1. Tú lo has dicho en el último párrafo. No cabe duda que la compañía hace muchísimo, mucho más del 50% en disfrutar de una cerveza industrial como puede ser la Mahou.
    No te quito la razón, no obstante, en que con otra cerveza hiubieras disfrutado más.

    Pero a falta de pan…, buenas son tortas

    Like

  2. CERVERIANA permalink

    O A LO MEJOR CON UNA ROCHE10 NO HUBIERAS ESTADO ATENTO A LA COMPAÑIA COMO LO HAS ESTADO CON LA MAHOU, JAJAJA.
    LA CERVEZA ES UN LUBRICANTE SOCIAL, OTRA COSA ES DISFRUTAR DE UNA BUENA EN SOLEDAD, SACANDO MATICES, DISFRUTANDO, DEJANDO CALENTAR Y TAL.
    UNA ROCHE 10 EN COMPAÑIA DE UN TIO PLASTA O CAYENDO CHUZOS DE PUNTA Y EN MANGA CORTA NO LA HUBIERAS DISFRUTADO.
    UN SALUDO.

    Like

  3. Como bien comentais en esos momentos lo que importa es disfrutar de la compañía, es posible que llegue un momento en el que estas cosas se disfruten con una cerveza de calidad sin necesariamente tener que estar pendiente de lo que te estas bebiendo. Yo cuando voy a Galicia me pongo tibio a Estrella Galicia, y reconozco que esas cañas con los típicos pinchos de la zona vieja, no las cambio por disfrutar de un birrote en casa.
    Creo que solo hay que tener paciencia, y que la cultura cervecera vaya empapando bien a la gente, para que algún día esas cañas sean de calidad y se vea como algo normal.
    Saludos!!!

    Like

    • Tienen toda la razón, aquí por donde vivo solo hay un bar con una variedad aceptable de cervezas, pero no es fácil convencer a alguien para que esté dispuesto a pagar 4 y 5€ por una botella de tercio.

      En este caso estaba con mi novia, que se va el mes que viene a trabajar a Toronto, ella no es una aficionada a la cerveza, solo prueba lo que le doy yo, pero estar con ella tranquilamente en una terraza aprovechando los últimos días de calor y aunque haya sido con una Mahou, me ha sabido a gloria.

      Like

  4. Me alegro de que mi entrada despertara las ganas de escribir estas buenas reflexiones acerca de la cerveza :-), aunque me preocupa pensar que mi vida pasa más deprisa que la tuya, porque el “hace tiempo” del principio se refiere, como mucho, a la fecha de publicación de la entrada, ¡que concretamente hace tres semanas!

    Bromas a parte, es realmente lo que dices: con tanta búsqueda de nuevas sensaciones dejamos de lado lo que ya nos gusta, y en muchas ocasiones más que todo lo nuevo junto. Por cierto, también me cuento entre los que estamos enamorados de la Roche 10.

    Un abrazo Gonzalo.

    Like

Trackbacks & Pingbacks

  1. EN DEFENSA DE LAS LAGERS INDUSTRIALES | BOY STOUT

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: